lunes, 13 de julio de 2009

SISTEMAS INDIVIDUALES DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES SERVIRÁN PARA EVITAR CONTAMINACION DEL LAGO DE AMATITLÁN



En Guatemala la falta de un tratamiento de aguas residuales, provoca gran cantidad de contaminación, sobre todo en el recurso hídrico, a raíz de las deficiencias en los sistemas de drenajes, existen una alternativa para la disposición de aguas residuales domésticas en el área rural, con bajo costo operación y mantenimiento, son los biodigestores. 

Un Biodigestor es un sistema que utiliza un tanque herméticamente cerrado diseñado para producir BIOGÁS y BIOABONO a partir de desechos orgánicos, especialmente del estiércol, reduciendo la contaminación ambiental producida por los vertimientos. El biodigestor es fabricado con polietileno lineal, el cual resiste la presión de la masa de fermentación y del biogás, no se corroe y es de fácil manipulación y mantenimiento.

Un Biodigestor tiene una vida útil mayor de 30 años. Su función es el tratamiento separativo de las aguas negras y las aguas grises. Las aguas negras son las provenientes del inodoro. Las aguas grises son las provenientes de la pila, ducha, lavamanos, etc.

AMSA conscientes del impacto negativo de no tratar adecuadamente las aguas residuales entregó 15 biodigestores a la Municipalidad de Villa Nueva, comuna que implementará este proyecto con vecinos de la Colonia Los Planes en la zona 5 de esta localidad.

El tratamiento de las aguas negras se realiza con el tanque biodigestor, el cual sirve para sedimentar y retener los sólidos flotantes. Posteriormente el agua se dispone en un pozo de absorción. 

El tratamiento de las aguas grises se realiza a través de una caja de trampa de grasas, la cual tiene la función de sedimentar los sólidos y retener las grasas y aceites u otro material flotante. Posteriormente el agua se puede disponer en un pozo de absorción o su utilización para riego. (No es apropiado disponerlas a flor de tierra)

El mantenimiento se realiza aproximadamente cada año y medio, este consiste en evacuar los sedimentos que se depositaron en el fondo del tanque biodigestor. El sistema cuenta para ello con una válvula para la extracción de lodos y los deposita en una caja para su secado. Al secarse el lodo se dispone como un desecho o se puede utilizar como abono orgánico para árboles frutales, milpa u otro cultivo que no sea hortaliza ni legumbres.

La ventaja de construir dicho sistema es la facilidad de transporte e instalación del tanque biodigestor. El usuario puede darle mantenimiento al sistema ya que es fácil y tendrá el beneficio de prolongar la vida de su pozo de absorción, debido a que recibe agua residual clarificada, con un mínimo de materia que obstruya los poros de las paredes del pozo. Aunado a que recarga el manto freático y evita o disminuye la contaminación del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario